Fono de Contacto
41-2 98 01 85

 

 

 

Vendaje Neuromuscular

El vendaje neuromuscular es una herramienta terapéutica, con una técnica, base fisiológica, efectos y objetivos distintos al del vendaje funcional convencional. La esencia de esta técnica es optimizar y favorecer los mecanismos naturales de recuperación que posee el organismo. Procedente de Asia, en los años 70 es desarrollada bajo el concepto de que el movimiento y la actividad muscular son fundamentales para recuperar lesiones del aparato locomotor, de tal manera que se eviten periodos de inmovilización y reposos prolongados ya sea generales o de segmentos corporales específicos, actuando como un coadyudante de la terapia físico kinesica. La activación de los diversos sistemas que componen el aparato locomotor, además de evitar un deterioro en los rangos de movimiento por desuso, favorece el mantenimiento adecuado de la circulación sanguínea, drenaje linfático y temperatura corporal, factores fundamentales para una correcta recuperación.

A diferencia del vendaje funcional convencional, que busca la restricción de uno o mas planos de movimientos para estabilizar mecánicamente una estructura, el tape neuromuscular permite ciertos grados de libertad debido a que este es, en esencia un tape elástico, pero que produciría cierta estabilidad en este sentido “dinámica” (rol propioceptivo) y no mecánica como el ya nombrado tape convencional. Por lo anterior es que se orienta al trastorno y posterior rehabilitación mas bien “funcional” del sistema músculo esquelético.

Dentro de los principios que producirían los beneficiosos, se han descrito efectos sobre la microcirculación arterial y linfática. Por otro lado, existiría un importante efecto a nivel de la información proveniente de mecanoreceptores (imput aferentes) siendo este ultimo mecanismo, el que actualmente mejor evidencia científica recopila, y que básicamente modularía la actividad cerebral, produciendo un “reseteo” mediado por la estimulación de receptores cutáneos presentes en la piel y fascia, lo que explicaría su reconocido efecto sobre el dolor y estabilidad dinámica (propiocepcion), lo que no excluye a la acción circulatoria donde se facilita la remoción de desechos tisulares y mediadores inflamatorios que se acumulan posterior al daño de un determinado tejido. Un punto a tener en cuenta es que la cromoterapia (color del tape) y convolusiones (pliegues) son cada vez mas cuestionadas en cuanto al resultado obtenido.

En conclusión, clasificando el nivel en que actuamos tras la aplicación del VNM entonces encontraremos: Acción sobre el sistema circulatorio, acción analgésica y acción neuro-mecánica.

No se debe emplear la técnica en casos de piel irritada previo o durante su uso, alergias, heridas abiertas, traumas severos (sin diagnostico), trombosis y ausencia de resultados. Además es importante que el individuo no abuse de la aplicación del VNM en pos de evitar cierta dependencia al vendaje, es por ello que el terapeuta debe tener plena conciencia de cuando su uso es necesario y cuando ya no es justificado, a su vez es su responsabilidad educar en esto al paciente.


Ven a MEDYKS, avanza seguro.

Inicio...

Epsilon sign up form


Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur excepteur sint occaecat cupidatat non

Epsilon login form